English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

AVISO!! TODO LO QUE SEA DE COSECHA PROPIA COMO POESÍAS, ETC, POR LA LICENCIA DE CREATIVE COMMONS, SE RUEGA QUE EN CASO DE COPIAR, SE PONGA LA FUENTE Y/O AUTORÍA A MODO DE RECONOCIMIENTO. GRACIAS.

SI QUIERES, PUEDES
INFORMARTE DESDE LA PÁGINA DE FACEBOOK


lunes, 27 de octubre de 2014

La vida según Maripi

"1. Te das cuenta de que tienes menos amigos que antes y a aquellos que conservas los ves menos, ya sea porque tienen un horario de estudio/trabajo diferente al tuyo o porque están fuera del país ligando el triple que tú con la excusa de que son extranjeros buscándose la vida, pero cuando los planetas se alinean y por fin sales a tomar algo con ellos te emborrachas más te lo pasas mucho mejor.

2. Descubres que no eres tan especial como tú te imaginabas. El otro día leí en twitter "Mi madre me dice que soy especial. Yo le digo que ya tengo 25 años, que ya puede llamarme gilipollas que no pasa nada" ... no se puede decir más claro.

3. Empiezas a pensar que al final estudiar SI es importante. Llámalo universidad, ciclo medio, superior, bachillerato nocturno o módulo a distancia, poco importa la institución que te haya sacado el dinero sin piedad, aunque parezca que no has aprendido nada los estudios se notan cuando conoces gente nueva y te sientas a hablar. A todo el mundo le gustan las conversaciones interesantes, para comentar la meteorología ya está el desconocido con el que te encuentras en el ascensor.

4. Tomas conciencia de que el amor no es como tú creías. Tú ya tenías claro que las relaciones se podían romper y lo aceptabas muy bien siempre y cuando fueran las de los demás las que se iban al carajo. Nunca pensaste que tu amor de instituto iba a terminar con la aparición de una rubia de escándalo y con el pago de una cuota anual en el gimnasio para fortalecer tus músculos y poder soportar los cuernos que paseabas desde hacía meses.

5. Eres más exigente con lo que lees y ves en la televisión. (Si continúas viendo Mujeres y hombres y viceversa sáltate este punto). Tus gustos de cultura y cine se definen más, ya no les das tantas oportunidades a esos libros o pelis que crees de antemano que no te gustarán. Vale, admite que viste la película de A tres metros sobre el cielo y te leíste el primer libro de Cincuenta Sombras de Grey porque todo el mundo hablaba de eso, pero a ti no te gustó tanto y además te recordó demasiado a la rubia teñida que te obligó a pagar 250€ por doce meses en el FITNESS-TOTAL-GYM

6. Cada vez te dan más miedo las cucarachas. Algún temor absurdo que ya tenías desde hace tiempo sigue creciendo sin razón.

7. Vives el presente. Cualquier coach estaría la mar de contento con tu forma de vida, pero la realidad es que te gusta disfrutar del momento actual porque si te pones a pensar en el futuro te entran los mareos, la taquicardia, la ansiedad y las úlceras pépticas.

8. Los 26 suenan mal.  A partir de los 25 nadie desea seguir cumpliendo años...


Sin embargo, a pesar de haber crecido y supuestamente madurado, sigues esperando a que se reproduzca ropa nueva en tu ropero por arte de magia cuando vas a salir, lo que te compras te sigue quedando mejor en el probador de la tienda que en tu propia casa, si te comes una tableta de chocolate entera y nadie te ve no tienes ningún tipo de remordimiento, sigues pensando que caminas con soltura cuando llevas tacones altos, aun te acojonas si eres tú la que debe dar el primer beso, te pones nerviosa cuando el tío bueno que te gusta te envía un mensaje, y como no, continúas pensando que un día te harás asquerosamente rica aunque nunca juegues a la lotería...

Somos así, qué le vamos a hacer..."
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario