English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

AVISO!! TODO LO QUE SEA DE COSECHA PROPIA COMO POESÍAS, ETC, POR LA LICENCIA DE CREATIVE COMMONS, SE RUEGA QUE EN CASO DE COPIAR, SE PONGA LA FUENTE Y/O AUTORÍA A MODO DE RECONOCIMIENTO. GRACIAS.

SI QUIERES, PUEDES
INFORMARTE DESDE LA PÁGINA DE FACEBOOK


lunes, 8 de agosto de 2011

Pautas Generales para una Compra Responsable

Más allá de la clínica o la educación, otro ámbito de aplicación de la Psicología, es todo lo relacionado con compra, consumir y marketing. Por ejemplo, te habrás dado cuenta que en los supermercados hay próximas a las cajas registradoras chicles, o pilas... esta técnica, si así se le puede denominar, la creó precisamente un psicólogo llamado Watson. Reducir la compra, que no el consumo, a entrar a un establecimiento, coger lo que quieras, pasar por caja y salir, es no tener en cuenta una gran cantidad de entresijos, que hay entorno al establecimiento, donde pocas cosas se escapan de lo ya investigado. Por ejemplo, no es casualidad, que la luz en la sección de cosméticos sea más blanca, como tampoco es casualidad, que en los grandes almacenes no hayan ventanas con el fin de perder la noción del tiempo, y así, al pasar el tiempo más deprisa de lo que creemos, estemos más tiempo en el establecimientos y quizás en consecuencia, compremos más.


¿Cómo podemos hacer una compra responsable de lo que realmente necesitamos sin dejarnos engatusar?

Siguiendo los consejos que a continuación se presentan. Antes, es importante señalar que no es en absoluto recomendable, comprar cuando tienes hambre: la razón, obvia, todo lo que veas y te apeteza comértelo lo echaras a la cesta o al carro de la compra. Dicho esto, empecemos por la mítica lista de la compra que es fundamental siempre y cuando tengamos el autocontrol suficiente para que nos sirva como una guía a seguir, y no irnos de ella ya que el fin de la lista es planificar previamente la compra e independientemente de la hora, y del momento en que compremos, ya que sea visto que por ejemplo el estado de ánimo de la persona también influye, hacer una compra responsable, más ahora en tiempos de crisis.


  1.  Hacer una lista con los productos que realmente necesitamos.
  2. Valorar el precio de los mismos en distintos establecimientos, comparando precios.
  3.  Una vez seleccionado de donde compraremos, apuntar la marca del producto y el establecimiento, pues de este modo evitaremos las tentativas de por ejemplo cuando dan un pequeño frasco gratis en otra marca, sorteos, etc. 
  4.  Si se quiere ser muy exhaustivo, en ese caso se apuntaría también el precio de los productos, se haría la suma de estos, y a la hora de comprar, no se llevaría más que el dinero (o si acaso un poquito más por si algun precio ha variado un poco) que el total que nos haya salido. De este modo será prácticamente imposible al menos, gastarnos más de lo que inicialmente habíamos planificado.
  5.  Comprar siguiendo la lista, por lo que todo lo que esté fuera de ésta, no se debería de comprar.
Puede suceder que una semana un producto que está en oferta sea más barato, por eso naturalmente que es revisable la lista, pero en principio sino hay cambios, la lista vendría a ser la misma.

A este respecto, cabe hacer una especial mención, a los cupones que últimamente con el fin de fomentar la compra en tiempos de crisis han entrado en nuestros hogares. Es importante mirar hasta qué punto necesitamos el producto ofertado, así como hasta qué punto pese al cupón, la oferta o el descuento, estamos ahorrando respecto a la marca (por ejemplo blanca) que tenemos apuntado en la lista, ya que no siempre un camboi de marca ni una supuesta oferta que la pongan como tal, nos va a llevar a un ahorro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario