English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

AVISO!! TODO LO QUE SEA DE COSECHA PROPIA COMO POESÍAS, ETC, POR LA LICENCIA DE CREATIVE COMMONS, SE RUEGA QUE EN CASO DE COPIAR, SE PONGA LA FUENTE Y/O AUTORÍA A MODO DE RECONOCIMIENTO. GRACIAS.

SI QUIERES, PUEDES
INFORMARTE DESDE LA PÁGINA DE FACEBOOK


jueves, 20 de julio de 2006

Crónica-Crítica: la publicidad

Hoy en día, allí donde miremos nos escontramos con más y más publicidad. Empezando por el monitor que te permite visualizar este blog, el bolígrafo con el que escribes cualquier cosa como la lista de la compra y continuando por los propios productos que comprarás. De hecho, en algunos países creo que se están planteando publicitar sus productos en las cáscaras de huevo. Asi que, todo lo que nos rodea desde que nos levantamos, hasta que salimos a la calle en dirección a nuestros lugares de trabajo, de estudio o de consumo, hasta que más tarde volvemos a casa, es publicidad y prácticamente nos pasamos todo el día viendola.


Hay anuncios publicitarios más o menos divertidos como aquel en que la madre imita la rabita del hijo pateando y tirándose al suelo de un supermercado; también encontramos polémicos como los de una conocida marca de ropa que busca impresionar para hacerse diferenciar de las demás marcas puesto que no cae en el estereotipo de que para vender ropa hay que poner a modelos cuanto más jóvenes delgados y fastasmales o insípidos mejor.


Críticos, lo que se dice críticos... la verdad es que pensando, no me ha venido ninguno a la cabeza -supongo que debe de ser porque nadie quiere meterse en políticas ni esas cosas para así no perder clientes- pero lo cierto es que si coges el último anuncio de la campaña para la prevención de las transmisiones de enfermedades sexuales, a muchos cristianos les parecerá un anuncio de muy mal gusto, pero para los pragmáticos o realistas, desde mi humilde opinión, me parece una campaña acertada que intenta acercarse a los jóvenes. De otra forma muy distinta se anuncia una marca de preservativos. Estos van directos al embarazo no deseado y por ello muestran a unos niños feos e irritantes.



Por oro lado, están los machistas (los cuales suelen ir enfocados hacia las bebidas alcohólicas o la limpieza donde ponen los cuartos de baño y las cocinas donde la suciedad y la grasa llega hasta el techo; vamos, las más sucias del mundo) o feministas como el anuncio de una conocida bebida refrescante de la cual se supone que nadie sabe en qué cantidades tiene sus ingredientes, fue que yo recuerdo la primera compañía que iba dirigido a la mujer como nuevo referente de consumo a algo que no tuviese nada que ver con la limpieza. En aquel spot publicitario, recuerdo que con la canción "I feel good"de James Brown, las oficinistas de faldas por encima de la rodilla y camisa miraban atentas y algo inquietantes el reloj de la oficina hasta que cuando se hace la hora, un atractivo hombre a pecho descubierto salía del ascensor son su lata o botella de la bebida en cuestión y mientras él bebía una trago, éstas, le miraban deseosas.

Pero hasta hace no mucho, hay un nuevo grupo de clientes a los que vender y por eso a veces, ya no sabes si cuando sale un pompis desnudo de un chico es porque va dirigido al sector femenino, o a una parte del sector masculino: ya me entendeis.
Y también, hasta hace no mucho, los spots publicitarios de una marca de higiene personal, muestran sin vergüenza los michelines de unas chicas. No toda la sociedad es delgada casi hasta los huesos.


Pero lo que ya es demasiado son las publicaciones que casi en cualquier medio escrito a excepción de los libros, te encuentras entre sus páginas con politonos, chicos/as luciendo silicona o la droga que habrán tenido que tomar esos ciclados para ponerse así y tanto ellos como ellas, se ofertan semidesnudos, otros stripteas etc, al alcance de cualquiera: incluido los niños.
Tampoco estoy de acuerdo con los anuncios que se colocan cerca de las carreteras en las ciudades y que además cada cierto tiempo van rodando y cambiandose por uno nuevo pues lo único que hacen es distraer.


Por eso, como protesta nuestros vecinos los franceses hace unos años, iniciaron un movimiento en el cual se dedicaban a pintar con sprays los anuncios publicitarios para ocultarlos y así protestar por el exceso de publicidad que nos invade diariamente. No es una mala idea aunque posiblemente engorrine de igual manera la vista, por lo menos no te ofrecen nada para que lo compres. Y eso espero: que no por leer esto, vayais ahora a comprar de todas las marcas que he intentado no dar nombres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario