English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

AVISO!! TODO LO QUE SEA DE COSECHA PROPIA COMO POESÍAS, ETC, POR LA LICENCIA DE CREATIVE COMMONS, SE RUEGA QUE EN CASO DE COPIAR, SE PONGA LA FUENTE Y/O AUTORÍA A MODO DE RECONOCIMIENTO. GRACIAS.

SI QUIERES, PUEDES
INFORMARTE DESDE LA PÁGINA DE FACEBOOK


miércoles, 5 de julio de 2006

Cine: "El señor de la guerra"



Satírica película incomparable con alguna otra que se haya hecho hasta el momento, aunque algo tímida en cuanto a la parte emocional, pues la misma frialdad e ironía que en ocasiones tiene el protagonista, se contagia al espectador.
Una vez más nos ha vuelto a sorprender el que fue el guionista y director de películas como " El show the Truman" , "Gattaca", " S1m0ne" o "La terminal" . Esta vez Andrew Niccol se adentra en el mundo de las armas. No cómo nos suelen mostrar las típicas películas estadounidenses de guerras y batallas patrióticas que ganaron o que al menos así las muestran en el cine. Si no desde el punto de vista del negocio de las armas.
De hecho es por esa razón, por el negocio y el dinero, por lo que el protagonista Yuri Orlov (Nicolas Cage) se mete en el negocio y a veces, como "compañero de arma" también le acompaña su hermano Vitaly Orlov (Jared Leto). Entre viaje y viaje (la antigua URSS, los dictadores de África, etc), se cuela en la vida del protagonista, de forma nada casual, una modelo que seguía desde hace tiempo Ava Fontaine (Bridget Moynahan, la cual la vimos antes en películas como el "Bar coyote").

Pero por supuesto, siempre que hay un malo en la película, debe de haber uno bueno y ese es el agente de la interpol Jack Valentine (Ethan Hawke) que le sigue continuamente pisándole los talones sin conseguir ninguna prueba que le pueda incriminar al protagonista con el tráfico de armas ilegales (es curioso o no sé si decir también lamentable que haya una diferencia entre armas legales e ilegales). Sólo un ejemplo de por qué no consigue incriminarle: hace pasar unos aviones de combate por unos de rescate. De todos modos, el agente no cesará en su empeño y al fin cuando consigue tener suficientes pruebas gracias a la persona que menos pensará el protagonista, el final resultará realmente desconcertante.


Como frases o escenas destacadas me quedé con por ejemplo:
  1. - Hay un arma de fuego por cada 12 habitantes de todo el planeta.
  2. - Los mayores países proveedores de armas son EEUU, Reino Unido, Rusia, China y Francia. Casualmente, esos 5 países son los mismos que componen de forma permanente el Consejo de Seguridad de la ONU.
  3. - Se cambia antes de gobierno con balas que con votos.
  4. - Y una escena, en la que a cada disparo de una metralleta, a cámara lenta cuando salta cada casquillo se escucha el sonido de una máquina de hacer dinero o negocio como si fuese un casino de Las Vegas o como se puede escuchar en el inicio de la canción de Pink Floid "Money".
Además les recomiendo que habrán bien los ojos desde el inicio de la película, donde el espectador puede visualizar la "vida" de una bala: desde su producción, su transporte, hasta el final de su misión, que es en la inmensa mayoría la misma razón de por qué se construyen.


Como curiosidades encontradas en la red:
1.- Los tanques y fusiles que aparecen en el film fueron cedidos por los traficantes de armas que colaboraron con el equipo del filme. Era más barato que comprar armas de mentira.
  1. 2.-Bridget Moynahan heredó el papel de Monica Bellucci cuando ésta se quedó embarazada.

Sin duda es una película crítica y arriesgada en la que impresiona saber que no se trata de una trama de ficción sino basada en hechos reales (debe de ser cierto eso de que a veces la realidad supera a la ficción). A mí me ha recordado en cierto modo a la película de Steven Spielberg "atrápame si puedes" por las peripecias que lleva a cabo el protagonista con tal de que el agente no le caze. Pero por su temática y la forma en que la trata, me recuerda un cierto sabor a los críticos documentales de
Michael Moore, como ya pudimos comprobar en "Bowling for Columbine" o "Fahrenheit 9/11".

Como último apunte, porque trate de arsenales no espereis ver un excesivo derramamiento de sangre,
pues en contadas ocasiones, el protagonista para no entrometerse se dice o le dice a su hermano fríamente: "no es nuestra guerra".
Pero yo me pregunto ante esta pasividad que a todos nos invade, (y que solamente en contadas ocasiones a flaqueado: NO A LA GUERRA o mejor dicho A LAS GUERRAS) es verdad qué no es nuestra guerra?


No hay comentarios:

Publicar un comentario