English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

AVISO!! TODO LO QUE SEA DE COSECHA PROPIA COMO POESÍAS, ETC, POR LA LICENCIA DE CREATIVE COMMONS, SE RUEGA QUE EN CASO DE COPIAR, SE PONGA LA FUENTE Y/O AUTORÍA A MODO DE RECONOCIMIENTO. GRACIAS.

SI QUIERES, PUEDES
INFORMARTE DESDE LA PÁGINA DE FACEBOOK


sábado, 24 de junio de 2006

Crónica-crítica: el periodismo

Basta con ver la portada del diario El país de este sábado, para preguntarse hasta que punto el periodismo se ha convertido sino en otra cosa que especulación (espero que salvando la distacia de algunos profesionales que sí hagan bien su trabajo). Ya no importa la responsabilidad de unos profesionales de distinguir entre lo que es informar y lo que pertenece a vender más diarios ante las atentas miradas morbosas o la indiferencia de los lectores. A los hechos me remito: el viernes, una mujer fue asesinada en Madrid a causa de las puñaladas que le asestó un hombre con antecedentes penales. Esta sin más es la noticia.

No importa cual era su nacionalidad, los años que tenía, a qué se dedicase, el lugar específico del fatal acontecimiento o la hora a la que sucedió. ¿A caso por saber todos estos datos cambia algo el hecho de que una mujer más ha sido asesinada a manos de un hombre?

Sin embargo, los medios han informado de todo esto y más. Pero no sé por qué, cada uno con matices. Me explico: una persona tiene una edad propia, asi que cómo es posible que en 20 minutos digan que tenía 28 años, mientras que en El País, pongan que tenía 35 años. No estamos hablando de uno o dos años de desajuste, sino de 7 años.
De todos modos, lo que realmente me parece fuera de tono o sacado de contexto, no es poner en portada la foto de la víctima ya fallecida sobre la cual se ha dejado caer y reposa una especie de plástico que cubre su cuerpo supongo por motivos de sanidad, pero también para evitar la morbosidad o la macabra imagen que nadie realmente desea ver. Sino la imagen de la mujer sentada en el suelo aún viva, tras haber recibido todas las puñaladas, un policia informando por su radio, otro hablando con una mujer, mientras otra a la vez que intenta socorrer a la víctima, intenta junto a otra que el fotógrafo no tome fotos de la fatal y brutal escena. Para colmo, en el pie de página pone textualmente:
"Una mujer ucrania de 35 años murió ayer cosida a puñaladas junto a la Gran Vía, en el Centro de Madrid (en la foto, la mujer en plena agonía)". Si lo que querían era dar espectáculo o remover o conmover la conciencia, desde luego lo han conseguido. Pero la cosa no se queda ahí, más adelante ya adetrándonos en el periódico, para rematar la faena, no solo exsiven el cuerpo de un periodista sueco asesinado por un disparo por la espalda en una manifestación en Somalia (además a todo color), sino que referido al caso anteriormente citado, además defienden la actitud del fotógrafo, con palabras como: "... tres mujeres lloraban como plañideras aguantando el cuerpo de su amiga. La mujer estaba ya cubierta de sangre. Cuando el fotógrafo de EL PAÍS se acercó, trataron de impedir que tomara fotos. " o también dice en otro pie de página " Las amigas con las que estaba bebiendo en la plaza de Soledad Torres Acosta, Madrid, trataron de impedir que el fotógrafo tomara imágenes" qué se supone que debían de haber hecho esas mujeres, dejar que tomara la instantania? Me pregunto sobre qué valores se sustentan o en qué se basan para decidir que fotografías o artículos salen o no, y sobre todo, los de la portada. de todos modos, a este paso no sé porqué nos sorprendemos de noticias como la que no hace mucho salió en 20 minutos que decía: "una mujer forcejea con un violador durante 20 minutos en plena calle pero nadie acude a socorrerla"

Por supuesto, supongo que los periódistas verán la reacción del periodista como justificada porque su trabajo consiste en informar. Pero a veces pienso que al igual que hay a veces que es necesario censurar (no se equivoquen, no estoy apoyando la censura de una dictadura, o la promovida por una religión como hoy en día en algunos países) o al menos indicar la minoría de edad que una serie de expertos consideran apropiada, se debería de hacer algo similar, porque no olvidemos dos aspectos fundamentales:
1.- Ese diario al igual que los telediarios, están al alcanze de todos y eso implica también a los niños. Es posible que a una determinada edad no se pueda ser consciente de determinadas cosas, pero también es verdad que a veces no se sabe por qué, el subconsciente retiene ciertas cosas.
2.- La vida no es una película o una obra teatral, en la que cada uno somos meros personajes que solamente recobramos la vida ante cada toma como marionetas que somos movidas y reaccionamos siguiendo un guión o las direcciones del director. Cada uno de nosotros tenemos familiares, amigos, personas a las que importamos y personas que nos importan, por eso; por qué meter el dedo en la llaga. Cuando los atentados del 11-S o 11-M, por poner un ejemplo, tuvieron que ser los propios familiares y psicólogos, los que pidieran que los medios de comunicación les respetasen y dejaran de mostrar las imágenes más impactantes, puesto que para ellos suponía un retroceso en su recuperación.

Estoy de acuerdo en que entre otras cosas, la diferencia entre una dictadura y un régimen libre, es precisamente eso: que sea reconocidas y se lleven a la práctica una serie de libertades y derechos como por ejemplo el derecho a la libertad de expresión. Pero está muy bien y todos fuesemos personas adultas, responsbles etc. Pero ya que eso no es así por parte de todos, creo que una posible solución sería que los periodistas teniendo en cuenta estas dos consignias si es preciso se llegasen a autocensurar u otra posible solución sería que hubiese un comité de expertos donde se encontrasen entre otros sociólogos y psicólogos y que restringiesen el uso de determinadas imágenes o videos, como aquel periodista norteamericano que en algunos medios de comunicación enseñaron como los terroristas le degollavan con un cuchillo.




Sin lugar a duda, me asqueó la ignorancia que un propio ser humano puede llegar a tener sobre la dignidad hacia otra persona, porque es así; lamentablemente hoy en dia ni siquiera en tus últimos momentos de vida, se puede morir uno en paz.

Quienes aún tengan un mínimo de sensibilidad entenderán de lo que hablo.



Ahora me pregunto dónde está la linea de separación entre informar o criticar y enseñar. Debe: o mejor dicho; es una linea muy difusa, difícil de diferenciar, pero no imposible.
Digo esto porque hoy en día cualquiera puede saber por ejemplo cómo hacer una bomba casera, basta con buscar por internet. El uso que le demos cada uno a esta infinita o casi infinita fuente, depende de cada uno. No obstante, a veces se confunde los términos antes citados. Un ejemplo, es Torrente. Santiago Segura asegura que es un crítica a la sociedad machista y racista que nos rodea. Sinceramente, eso puede valer para la primera pero no creo que sirva para las dos siguientes, puesto que a mi parecer las ha hecho por puro dinero y no me sirve la excusa de que todos trabajamos por dinero. Si trabajas en el cine, escribiendo o como si es pintando, no puede ser que si realmente lo sientes te muevas exclusivamente por dinero, sino el impulso (y a veces también la espontaneidad)de expresar algo que debe ser único y original, y llevarlo hasta la conciencia de otras personas. Creo que de eso se trata y no solamente de dinero y en el caso de Santiago.S, de sacar a sus amiguitos por una peli, para hacer de maniquís en su inmensa mayoría.
A lo que iba: el caso es que al final, Torrente no se ha convertido en una crítica de esa sociedad, sino todo lo contrario: un impulsador. Cuánta gente al terminar de ver cualquiera de las tres películas ha salido con un sabor más agrio que dulce, y cuántos han salido con una sonrisa, para a continuación o poco más tarde, imitarle como si fuera un heroe. ¿ Y en eso consiste la reindivicación o la crítica?

No hay comentarios:

Publicar un comentario