English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

AVISO!! TODO LO QUE SEA DE COSECHA PROPIA COMO POESÍAS, ETC, POR LA LICENCIA DE CREATIVE COMMONS, SE RUEGA QUE EN CASO DE COPIAR, SE PONGA LA FUENTE Y/O AUTORÍA A MODO DE RECONOCIMIENTO. GRACIAS.

SI QUIERES, PUEDES
INFORMARTE DESDE LA PÁGINA DE FACEBOOK


miércoles, 21 de junio de 2006

Cine: "Tiempo de valientes"


No os dejeis llevar por la primera impresión: no se trata de otra típica película de acción norteamericana con un toque de humor facil. Tampoco penseis que es otra película argentina en la que no paran de hablar con ese acento que adormece, con el "vos" y el "boludo", "pendejo" o en extremis, "por la concha de tu madre".
Y es que claro, a diferencia de otras películas que te basta ver el anuncio para saber cómo empieza, qué sucede y cómo termina, en este caso es todo lo contrario: realmente si quieres ver lo bueno, tienes que ir a verla.



A priori, cuando vi el anuncio en el cine, no me dijo gran cosa: un tio que cuando dispara
su arma falto de experiencia, en lugar de mirar fijamente a dónde van las balas, se fija más en cómo saltan los casquillos de su pistola, y hasta incluso le llega uno a dar en la cabeza.
Eso no me dijo gran cosa, asi que dada la poca atracción que el anuncio (que se supone debe de publicitar la película con el fin de ir a verla) me transmitió, no estaba muy convencida de verla.



La película trata sobre un agente de policia que acaba de separarse de su mujer y está destrozado, pero va a trabajar para tener otra cosa en la mente que no sea la infidelidad de su mujer. Aquí es donde entra el psicólogo, (a causa de un accidente de tráfico, donde atropeya a una anciana) que le ayudará a superar su malestar (al final terminarán por ayudarse mutuamente). Entre tanto él va aprendiendo el oficio de policia y de hecho, digamos que al final incluso llega a ejercer como tal o al menos se hace pasar por eso, cuando se ve envuelto en una trama que le salpica a su compañero relacionado con la corrupción.


Hablar de la película sin desvelar nada es un poco imposible, asi que no puedo decir más que, para mí una de las escenas más cómicas es ver cómo va amaniatado un hombre cuando van a meterle en el "baul del coche" es decir, el maletero. O la cena en la que más tarde el psicólogo dice que ella -¿su mujer?- es medio naranja y él medio kiwi (lo siento pero si quereis encontrarle sentido, tendreis que ir a verla). Aunque por supuesto, no falta ese momento de suspense en que te ries de la mala suerte del protagonista, cuando intenta entrar en un edifio de máxima seguridad perteneciente a las fuerzas de inteligencia. Aunque claro, tampoco me gustaría en absoluto encontrarme por la calle, a un agente que conduce fumando marihuana y ante los semáforos en rojo no duda en ningun momento de pasar de ellos. Me pregunto entonces, para qué se para a mirarlos.



No creo que sea para gente que no este muy despierta porque en el cine en varias ocasiones se escucharon a traductores/as de alguna palabra que decían, porque como hablan en castellano, no habían subtítulos. Pero las cosas como son, a veces hablaban demasiado rápido. No obstante esto, pasarás momentos muy divertidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario